La primavera ya está aquí y con ella llegan las nuevas tendencias en bolsos de verano ¿Quieres saber qué colores, estilos, materiales y estampados están de moda?

Explosión de color

Con cada cambio de temporada siempre hay unos colores que predominan.  Esta primavera destacan las tonalidades alegres y llamativas como el verde esmeralda, el coral, el magenta, el amarillo, el naranja y, como no, el “azul Klein”. Yves Klein fue un artista francés que en los años 50 empleaba el color azul intenso como color principal de sus obras y que patentó como el “International Klein Blue”, muy empleado últimamente por las firmas de bolsos de moda.


Pantone, compañía que crea las paletas de colores para identificar y comparar el color que se utilizan en las artes gráficas y el diseño, ha elegido el verde esmeralda como color estrella de la primavera. Siguiendo sus pronósticos diseñadores como Valentino, Dolce & Gabbana o Christian Dior también han apostado por este color en sus nuevas colecciones.

Los colores pastel, repiten

Destacamos las tonalidades verde menta, el “nude” (color rosa pálido similar al tono de la piel), el rosa, el coral, el melocotón, el azul cielo y el amarillo suave. Encontramos el azul cielo y el rosa empolvado en muchos artículos del diseñador Valentino. Loewe, además, también apuesta por el pistacho y el vainilla. Muchos fabricantes de bolsos buscan el contraste, combinando los colores neutros o pastel con asas o esquinas en tonalidades marrón.

Bolso para diario

Parece que mostrar el interior del bolso, esté de moda. Pero no porque vayamos con el bolso abierto sino porque ¡se llevan los materiales transparentes! Estos “bolsos transparentes” están fabricados un PVC flexible que permite ver a través. A veces, el PVC está tintado con un ligero color y suele ir combinado con otros tipos de materiales (como cuero, piel sintética,…).

Grandes firmas como Chanel, Prada, Bimba y Lola o franquicias como Zara apuestan por esta moda de primavera tan fresca y veraniega.

Bolso Con Frontal Transparente Azul MBMV

Los bolsos Bowling son uno de los bolsos de verano imprescindibles para esta temporada. Tienen forma redondeada y suelen ser de mano y con cierre de cremallera. Su forma tiene su inspiración en las bolsas de los jugadores de bolos de los años 20. Por su diseño simple, casual y deportivo resulta bastante atemporal y ya fue uno de los imprescindibles del pasado invierno. Esta temporada se reinventa con estampados de animales, colores atrevidos y nuevas texturas como la piel de avestruz. Predomina el acolchado clásico de rombos.

El bolsotote” tiene una forma cuadrada o ligeramente rectangular: normalmente, la base suele ser menos ancha que la parte superior. Se trata del típico bolso multiusos en el que se puede meter de todo gracias a su gran tamaño.

Algunos “tote bags” (como se dicen en inglés) son reversibles y permite cambiar el color del bolso en un santiamén. Otros llevan un departamento extraíble que se puede utilizar como una bandolera independiente.

Si queremos apostar por un aire juvenil, las mochilas son la elección perfecta. Podemos encontrarlas en diferentes colores y tejidos, como rafia, lona o pvc. Su principal atractivo es su comodidad. Vuelve a ser un éxito dentro del “urban style”.

Esta temporada, las bandoleras marcan tendencia una vez más. Esto es debido a su versatilidad y comodidad. Su asa larga se puede cruzar por el cuerpo y nos deja las manos libres para poder desenvolvernos cómoda y rápidamente. Se llevan de tamaño mediano o de estilo colegial tiposatchel”.

Igualmente, los bolsos o carteras de mano (en inglés “clutch”) repiten otro año más y también están entre los imprescindibles de la temporada. Las que prefieran bolsos pequeños están de suerte pues es una de las tendencias ganadoras de la moda primavera-verano. Los podremos llevar con asa larga, corta, cadena, en pvc o de piel.

Una variante del Clutch que ha puesto de moda la firma francesa Céline, es el “Grocery bag” (en inglés, se emplea este término para las bolsas de papel que emplean en las tiendas de comestibles para cargar con la compra). Muy en consonancia con el “look Grunge” que está tan en tendencia.

Detalles de moda

Los bolsos de primavera de uso diario como los de estilo bowling, tote, clutch, bandoleras o mochilas siguen empleando detalles en cadenas, remaches, tachuelas y pinchos.

El estilo barroco se impone en los bolsos de fiesta

Nos encontramos en la temporada favorita para celebrar bodas, bautizos, comuniones y muchísimos otros eventos que exigen vestir con nuestras mejores galas. Los accesorios y bolsos de fiesta cobran una especial importancia y el estilo barroco se impone entre las principales firmas de moda. Veremos carteras de mano muy recargadas: grandes abalorios como piedras, cristales, perlas, pedrería, purpurina… además de boquillas de metal muy trabajadas y recargadas.

Bolsos con colores flúor, efectos atrevidos tornasolados y combinaciones en blanco y negro.

Los bolsos y accesorios con colores efecto tornasolado o iridiscente (que cambian de color según lo mires), metalizados en oro / plata y los colores brillantes con purpurina, aportarán un toque atrevido con el que no pasarás desapercibida.

Esta temporada primavera – verano, no pueden faltar los colores flúor. De nuevo el amarillo, fucsia, verde y naranja repiten y serán los más vistos en los complementos. La colección flúor “Candy Bags” (de Furla), ¡me encanta!

Se llevan los estampados geométricos, sobre todo, los cuadros de ajedrez. El ajedrecista ruso Garry Kasparov estará encantado con esta tendencia: cuadros, cuadros y más cuadros como en un tablero de ajedrez. Diferentes tamaños  donde la combinación estrella es el dueto de blanco con negro.

Estampados étnicos, motivos florales y “rayas marineras”

El estampado étnico de inspiración “navaja” (de los “navajos”, población indígena estadounidense), también llamado “indi”, será una de las tendencias más importantes. Multitud de carteras de mano, bandoleras o bolsos de tamaño mediano tendrán dibujos geométricos étnicos. Franquicias como Berhska, Blanco y Stradivarius son los máximos representantes de este estilo.

Los estampados florales son un básico de primavera-verano que parece que nunca pasa de moda. Esta tendencia también se llama “estampado liberty“. La razón de llamarlo así es porque un comerciante británico, Arthur Lasenby Liberty, decidió crear su propia compañía, Liberty of London, y llegó a ser muy famosa por sus telas con motivos florales. Desde entonces estos almacenes han impuesto mundialmente este estilo tan característico. En bolsos veremos algún que otro print floral, pero siempre combinado con otros acabados o a modo de patchword.

Rayas XL: si hasta ahora era una “tendencia comodín” de cada verano que recuerda la moda marinera, muchos diseñadores como Dolce&Gabbana o Chloé lo han convertido en un imprescindible o “must have” (en inglés) de esta temporada. Nos encontraremos muchos bolsos con rayas anchas horizontales.

Seguimos con la saturación de prints de animales.  Prints como los de serpiente o cocodrilo que los en tonos tierra o con mucho color. Yo he elegido este modelo de bolso discreto a la vez que combinable.

El estampados de camuflaje o estilo militar en tonalidades caqui se dejará ver en algunos bolsos de verano. Personalmente no me encuentro cómoda luciendo esta tendencia, digamos que soy más bien pacifista.

Te animo a que escribas aquí abajo tus comentarios, y si te ha gustado mi artículo sobre bolsos de primavera verano, ¡dale a me gusta y compártelo!

Hasta pronto,

Helena Pont
Mi Bolso Mi Vida